Mastertextil  
 flechitaInicio flechitaInformações TécnicasflechitaO bastidor de pantógrafo
EMPRESA
 
Linhas de costura MASTERFIL
cuadroPS
cuadroPR
cuadroCS
cuadroPT
cuadroAT
cuadroES
cuadroAM
cuadroAL
cuadroMO
cuadroMP
cuadroMostruários/Expositores
DOCUMENTACIÓN
cuadroCartas de cores
cuadroInformações Técnicas
cuadroDescargas
cuadroSites interligados

El bastidor de pantógrafo

Los cambios experimentados en los últimos años en la industria textil han afectado la forma habitual de trabajar de los bordadores. Antes, cuando la mayoría de las prendas se confeccionaban en nuestro país, las técnicas de bordado se orientaban más al trabajo en plano. Desde la llegada masiva de prendas confeccionadas de importación, el bordado ha ido adaptándose a los nuevos tiempos con técnicas de bordado tubular. Pero en bordado plano no ha muerto, y seguramente no lo hará nunca. Por eso, te conviene conocer el contenido de este artículo. Seguramente te animará a desempolvar el bastidor de pantógrafo que recibiste al comprar tu máquina de bordar y que todavía no has utilizado nunca.

El bastidor de pantógrafo (también conocido simplemente como pantógrafo) es un gran marco, generalmente de aluminio por su resistencia y ligereza, que disponen de unas pinzas para fijar y tensar una gran pieza de tela a su perímetro. Este tipo de bastidor abarca el máximo campo de bordado que la máquina sea capaz de aprovechar.

Si no se te ha ocurrido aún para qué puede aprovechar este bastidor, aquí van algunas ideas:

 

Aplicaciones

En la mayoría de las máquinas de bordar, y en todas las que nosotros vendemos, los campos de bordado de dos cabezas contiguas se solapan, lo que le permite hacer bordados continuos. Esto resulta especialmente útil para bordar artículos para sector textil-hogar: cortinas, colchas,… y con ello se abarca un campo del bordado normalmente reservado a las grandes máquinas de bordado industrial.

El pantógrafo también es un instrumento muy eficaz por crear parches y escudos. La técnica más popular y rentable es colocar un tejido (normalmente lona) dentro del pantógrafo. En la parte posterior de esta lona puedes colocar una lámina termofusionable para que luego puedas aplicar los parches con calor a una prenda. Este material termo adhesivo también puede aplicarse después del bordado.

Usando la función de repetición de la máquina de bordar, puedes bordar escudos sobre el tejido hasta cubrir toda la superficie. Después los puedes recortar manualmente o con técnicas de corte láser. Por último, los bordes de los escudos se pueden rematar con una máquina de remallado convencional o, mejor aún, una especial conocida como merrow, nombre que proviene del fabricante que las inventó y aun las sigue comercializando.

Otra alternativa consiste en utilizar parches precortados, incluso con los bordes acabados. Para ello necesitarás fijar una entretela de alto gramaje o grosor al bastidor. Luego deberás pedir a la máquina que marque el contorno de los emblemas a bordar. La mayoría de las máquinas disponen de esta función: el marcado se realiza mediante una costura recta simple. Antes de recortar estas superficies, para que el bordado de los parches precortados no los fije a la entretela, puedes marcar un rotulador el contorno sobre el que debe de ajustar el parche. Hay quien prefiere recortar la entretela base tras la primera tanda de parches. Para fijar los parches precortados en el lugar adecuado necesitarás usar un soporte adhesivo temporal, generalmente una cinta adhesiva de doble cara. Recuerda que cada cierto tiempo tendrás que reponer esta cinta adhesiva, ya que irá perdiendo su capacidad de adherencia.

Alternativamente a esta técnica de entretela gruesa con cinta de doble cara, puedes utilizar entretelas autoadhesivas. Tras la primera tanda de bordado, ya tendrás los agujeros para el bordado. No olvides marcar los contornos de los parches precortados sobre la entretela adhesiva con rotulador.

 

Cabezas Alternadas

A veces te encontrarás en situaciones en las que el diseño pedido es más grande que el campo de bordado de su maquina. En esos casos puedes optar por bordar en dos cabezas, cada cabeza borda la mitad del diseño de forma alternada, o bien hacer que una sola cabeza borde en el campo de bordado suyo y de la cabeza vecina. En cualquiera de los dos casos necesitarás un pantógrafo, ya que ninguno de tus bastidores normales tiene un campo que abarque el de dos cabezas.

No olvides que antes de considerar esta solución debes verificar en el manual de la máquina o con fabricante de la máquina que tu máquina tiene esta capacidad, ya que no todas las máquinas peden hacerlo.

El pantógrafo no tiene un uso cotidiano probablemente, pero si tiene varios otros usos especiales como los descritos. Cuando te encuentres en una situación dónde todo falla, piensa en todas las posibilidades que ofrece el pantógrafo y ¡puede que encentres en él la respuesta que buscas!

 
Master Textil Unipessoal, Lda . · Rua da Fábrica, 55 · 4765-080 Carreira · Portugal · Apartado 1017 · info@mastertextil.com
Aviso legal cuadro Mapa del Web